Voto cruzado.

Por Luciano Blanco Gonzalez.

El pluripartidismo político que vive la nación en esta contienda electoral, reforzado con la participación de los candidatos independientes en las boletas electorales, nos permite a cada Mexicano, después de analizar proyectos y personalidad, escoger que clase de Gobierno queremos.

Para ello tendremos en el momento crucial de la decisión, primero la libre voluntad para concurrir o no a la elección, esto es o quedarnos en nuestras casas o  vacacionar para con ello engrosar el ejercito del abstencionismo, o bien cumplir con nuestro deber patriótico de emitir el voto por quien consideremos el o los más idóneos candidatos para los distintos puestos de elección popular que se decidirán ese día. Esta acción nos colocara orgullosamente en la estadística global de entre los que votaron y los que no lo hicieron.

Esto nos hace reflexionar sobre la grave responsabilidad que significa el hecho de tener en nuestras manos el futuro político de José Antonio Meade, Andrés Manuel López Obrador y de Ricardo Anaya, punteros indiscutibles en la carrera presidencial, sin menospreciar el gran esfuerzo que realiza la admirable señora Margarita Zavala o el gratificante y tardío arranque de Jaime Rodríguez “El Bronco”.

En la circunstancia de tener 5 boletas en las manos si fuéramos presa de una reflexión seria sobre a quién le daríamos el voto para Presidente, supongamos que a Meade y aquí meditaríamos si le damos también el control del Senado y también le damos el voto, pero el candidato a Diputado Federal ni lo conocemos o de plano nos cae mal y se lo damos a un partido diferente.

Las consecuencias en conjunto llevaran a concentrar o a dispersar el poder, de tal manera que quien sea Presidente puede ser que le amarremos las manos con el Senado o con la Cámara de Diputados y limitemos la posibilidad de tener un Presidente con basto poder que tiranice al país con excesos dictatoriales y con un control absoluto sobre las cámaras legislativas de tal manera que con sus iniciativas de ley caprichosas y arbitrarias le sean aprobadas en perjuicio de las instituciones y de la nación en general.

Si el poder y el control de las cámaras, en este caso se entregara por ejemplo a un partido diferente al del Presidente como PAN Y MORENA, estaríamos ante la situación que sería El Congreso quien limitaría y frenaría al ejecutivo de cualquier pretensión de exceso, constituyéndose este, en autentico fiscal del gasto público y de las acciones presidenciales.

Pero estas son situaciones ideales que no se dan ni siquiera en las sociedades democráticamente más preparadas que la nuestra, aunque el olfato popular siempre es acertado, debilitando o fortaleciendo a su insignia como lo dije anteriormente sin ponerse de acuerdo, sin asambleas y sin presiones, en México ya se ha impuesto este criterio, en la cámara de inicio o en la subsiguiente, así en la segunda legislatura de Ernesto Zedillo, aun cuando al PRI estaba en el poder se le otorgaron 239 curules, al PAN le tocaron 121 y al PRD 126, o sea el pueblo le puso un contra peso, A Fox el pueblo le dio la Presidencia, pero solo 206 diputaciones, mientras que al PRI le dio 209 y al PRD 53. A Felipe Calderón aun cuando su partido era mayoritario en número pues contaba con 206 diputados, no era mayoría en el congreso puesto que al PRD le dio 127 diputaciones y al PRI 106 y en la última cámara de Calderón el pueblo le volvió a restar poder entregándole 242 diputaciones al PRI, 142 al PAN y 63 al PRD.

Este raro fenómeno en que el pueblo Mexicano en ejercicio de su soberanía reparte el poder, ha de repetirse de una o de otra manera y a servido para alejar de las tentaciones de absolutismo, a quienes inspirados en el signo de todo poderosos, sueñan en la eternidad de sus mandatos.

Que pasara en Veracruz en donde lo enorme y disperso del territorio hace que pensemos y actuemos de distinta manera, donde visiblemente 3 candidatos son altamente competitivos y que los 3 pueden ser víctimas o beneficiarios del voto cruzado que indiscutiblemente se va a dar y donde el destino de Miguel Ángel Yunes Márquez puede ser distinto al de Ricardo Anaya o el de José Francisco Yunes Zorrilla diferente al de José Antonio Meade o el de Cuitláhuac García no igual al de Andrés Manuel López Obrador.

Así que ahora los candidatos tienen como prioridad cuidar a sus electores, conquistarlos, apapacharlos y no descuidarlos por ningún motivo, el elector puede gustarle Yunes Márquez, pero no Anaya, o piensan darle la Presidencia a López Obrador pero no el Congreso.

En un estado donde es típico que gran número de sus pobladores se ufanan de ser Priistas en Xalapa pero Panistas en Tantoyuca o en cualquier otra parte, o el yo renuncie al PRI de Tuxpan, pero no al de Veracruz, o me gusta López Obrador, pero nos va a romper la madre, o el todos son iguales yo no voy a votar por nadie, o el todos son vividores. Para que voy a votar, si van a ganar ellos no yo, o  esto es una farsa la elección como siempre ya esta arreglada.

Así que convenencieros, idealistas, optimistas y escépticos, luchan todos por conquistar para sus favoritos los anhelados cetros que también los hagan sentir triunfadores.

Por lo demás, es de expresarse un reconocimiento público a nuestro Director el Psicólogo Joaquín Rosas Garcés, por el esfuerzo que hace como director del portal alcalorpolitico.com para tenernos informados del rumbo y las preferencias que día con día va tomando la sucesión gubernamental, a través de estudios serios de opinión que estamos seguros en sus manos profesionales no se torcerán ya que invariablemente se ha preocupado por difundir la verdad y solamente la verdad al precio que sea.

Si en estos momentos tomáramos como punto de partida lo que revelan las encuestas y fuéramos ajenos a los acontecimientos diarios que influyen en la voluntad popular y la cambian de manera vertiginosa, no habría duda, López Obrador seria el Presidente y Miguel Ángel Yunes Márquez seria el Próximo Gobernador.

Yunes Márquez tiene en el norte del Estado una gran estructura política y electoral  con la que ningún otro candidato cuenta, compuesta por apasionados personajes que han realizado un intenso trabajo desde hace tiempo, abanderados por los García Guzmán y García Escalante en Panuco, Patricio Chirinos en Tempoal, Evencio de la Garza en El Higo, Manuel Cuan y Luis Fernando Cervantes en Pueblo Viejo, Jorge Flores Lara en Chalma, Los Cruz, los Flores, Los Lara en Platón Sánchez, La Familia Guzmán Avilés en Tantoyuca, Los Martínez en Chicontepec, Los Vera en Álamo, Los Mancha en Tuxpan, por citar solo algunos de ellos que cuentan con un liderazgo local y distrital con una gran capacidad de movilización.

Quien le disputaría el triunfo en el norte, seria Don Pepe Yunes quien ha realizado personalmente un trabajo profundamente sensible y en donde es muy conocido, Pepe cosechara el voto duro del priismo y el voto de castigo de los inconformes, por acá MORENA carece de liderazgos y de presencia, no sabemos quién es Cuitláhuac, ni sus candidatos, lo que si tenemos es la presencia etérea de Andrés Manuel, pero será muy difícil desbancar a Los Yunes de las preferencias electorales,

En fin el reloj avanza fatalmente y hasta ahora parece que hay más interés en el mundial de futbol, que en cualquier otro acontecimiento, la gente se cita en sus domicilios o se reúne en los antros para ver y vitorear al América, pero no se junta para escuchar ningún mensaje político así sea del Señor Presidente, posiblemente el mundial, despierte y acentué nuestro nacionalismo y nos inspire a pensar intensamente en nuestro querido México y su hasta ahora incierto futuro que decidiremos el Primero de Julio con autentico sentido patriótico.- Por el bien de la causa.

Deja un comentario