EL PODER DE LAS IMÁGENES…LAS IMÁGENES DEL PODER.

Feliciano Flores Fernández

El próximo  4 de abril del año en curso se cumplirán 4 años de la muerte, del politólogo italiano Giovanni Sartori, a quien podemos considerar como uno de los intelectuales contemporáneos  más significativos, cuya obra política y cultural fue reconocida  con el otorgamiento de diversos  Honoris causa por Universidades de Europa  y de américa latina, entre las cuales se encuentra nuestra Alma Mater la Universidad Nacional Autónoma de México que en 2007 lo distinguió con este titulo; asimismo, en el año de 2005 recibió el premio Príncipe de Asturias de Ciencias sociales por su contribución al debate contemporáneo de la ciencia política y en 2015, en Roma, el Gobierno de México le otorga la Orden del águila azteca, reconociéndole como referencia máxima en materia de ingeniería constitucional y sin duda por el compromiso con la libertad y garantías de la sociedad actual.

Los reconocimientos y premios recibidos por Sartori son minúsculos si los comparamos con su vasta obra política y cultural que fue traducida en más de 30 lenguas y entre las cuales destacan: Qué es la democracia? Ingeniería constitucional comparada y Homo videns: La sociedad teledirigida entre otras

Hoy, en memoria de Giovanni Sartori, intelectual que su huella deja para las nuevas generaciones, comentaremos su libro Homo videns: La sociedad teledirigida, en el cual se exponen ciertos criterios de los efectos tanto positivos como negativos de la televisión y, tal como él varias veces lo manifestó en entrevistas y conferencias,  la televisión desde su punto de vista era “el medio más importante , el más eficaz, el que integra su público más vasto, ahora más que nunca resulta decisivo también para la cultura, lo mismo  que para la información y la política…” influyendo de manera directa sobre el hombre en particular y sobre la sociedad en general.

 Abordando el aspecto negativo en que  la televisión penetra en la conciencia social, encontramos que una de las ideas centrales de la obra de Sartori es aquella que manifiesta que la televisión está destruyendo al Homo sapiens y lo convierte paulatinamenteen Homo insapiens, “necio y simétricamente ignorante” lo cual conlleva en su seno graves consecuencias para el desarrollo cultural y democrático de cualquier país.

Dentro de este orden de ideas, se establece que “la televisión da preeminencia a la imagen sobre la palabra con lo cual las generaciones de “videoniños”, capturados en el vicio del vidente perpetuo, de ver antes de entender, van perdiendo la capacidad de comprensión y de pensamiento abstracto que constituye el meollo de la palabra, medio simbólico que sustenta la racionalidad del genero humano”…el homo videns, dirá Sartori “va perdiendo esa capacidad de entender conceptos y por esa vía la televisión nos degrada intelectualmente… y se constituye (en) una amenaza, pues, después de haber “formado” a los niños continúa formando o influyendo a los adultos por medio de la “información” , con todas las distorsiones propias de un medio subordinado a la imagen, renuente al análisis y la reflexión, donde la palabra solo debe acotar o comentar las imágenes”.

En torno a los efectos nocivos de la televisión relacionados a la vida política que expone Sartori debemos expresar que este medio electrónico juega el papel más importante en los procesos electorales e interviene desde la selección de candidatos hasta las estrategias de comunicación y mensajes políticos, donde el candidato de sus preferencias es el personaje sin defectos y sin  errores, le crean una imagen de perfección mientras que a sus adversarios se les minimiza su imagen y  dones; de igual manera se puede observar que  la Televisión en ocasiones somete o condiciona sutil o abiertamente a gobiernos establecidos o amigablemente caminan de la mano para frenar posiciones contrarias al régimen., estableciéndose de esta forma  una alianza perfecta  donde  “la publicidad oficial funge como caja chica de los gobiernos y como instrumento de presión para fijar las líneas editoriales de los medios, para promover a las figuras públicas en turno”.

En la actualidad, la propaganda política que por televisión se difunde determina que las elecciones, cada vez más se resuelvan por las personas que por los partidos que los postulan o los programas de gobierno propuestos. La televisión ha hecho surgir un nuevo género de políticos denominados “Videolideres” que como bien manifiesta Giovanni Sartori “responden a la demanda de los medios de comunicación” donde al hombre de su preferencia se le fortalecen y exhiben sus cualidades  y se le aminoran y ocultan sus deterioros.

Sin duda estos señalamientos de Giovanni Sartori relacionados a los efectos perniciosos de la Televisión,  nos inducen a pensar en la  necesidad de una democratización de los medios de comunicación, donde el distintivo principal sea la equidad para los actores políticos y la cultura  un imperativo para la sociedad, o como expone el autor de “Homo videns: la sociedad teledirigida”, “El impacto de la televisión cultural es mucho más importante que los ratings, porque cuenta con un Público específico que a su vez transmite la información de lo que aprende en la Televisión…dándose un efecto multiplicador que integra a un público y crea una opinión”.

Como una propuesta nuestra, podríamos agregar la necesidad de continuar estimulando en nuestro país la educación pública, donde el maestro con una responsabilidad histórica, democrática y nacionalista, estimule en los niños y jóvenes, el análisis de los fenómenos, políticos, económicos y sociales que suceden en nuestro país a efecto de que desde la infancia, se tenga una visión crítica de la realidad y del rol que juegan los medios de comunicación dentro de la sociedad.

La intención de este pequeño esfuerzo es dar a conocer parte de la obra de Giovanni Sartori y nos permita reflexionar sobre los efectos negativos que puede ocasionar el poder de las imágenes cuando únicamente procuran promover las imágenes del poder.

Somos homo sapiens…Evitemos ser Homo videns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Site Statistics